Login or Regístrate
::  Portada  ::  Downloads  ::  Tu Cuenta  ::   ::
 menuprincipal2
 
 comunidad
Tu IP: 54.224.102.26
 Buenos Dias
Registro
Perdida Contraseña

 

Usuarios:
Hoy: 0
Ayer: 0
En espera: 0
Total Usuarios: 0
Ultimo:
Top En linea:
Invitados: 1
Usuarios: 458
Total: 459

En Linea
Invitados: 0
Usuarios: 0
Total: 0

Total Impresiones
 Hoy: 18696
 Ayer: 27536
 Total: 51224973
Informacion del sitio
Usamos PHP Nuke7.6
Tenemos 1 Admins
Hay 0 Noticias
Hay 0 Temas en el Foro
Hay 0 Descargas

En linea:
Visitantes: 0
Usuarios: 0


Hemos recibido
51224973
impresiones desde 2007
Max Usuarios por Dia
 
 tiempo en espana
Predicciones del tiempo

 
Efessos
Efes



página(s) : 2/2


La Vía de Mármol termina en un cruce, poco después de pasar el agora y la biblioteca. De allí sale otra calle, llamada Émbolos o Vía Columnada, que sigue el valle que separa los montes Pión y Coressos. El Émbolos, la principal vía de Efeso, estaba flanqueada por galerías de comercios, fuentes monumentales, estatuas honoríficas y un templo imperial. (El Émbolos también recibe el nombre de calle de Curetes, nombre de una orden de sacerdotes efesios.)

En el extremo inferior del Émbolos, frente al antepatio de la biblioteca y al lado izquierdo de la avenida, se hallaba una de las galerías columnadas. En el extremo más lejano de esta, antes de la primera calle a la izquierda, estaban las letrinas públicas, al parecer muy cercanas a un burdel. Este es uno de los ejemplos mejor conservados de unas letrinas romanas.

 Muchos de los retretes siguen intactos, junto con el canal por el que fluía el agua con la que se lavaban los clientes. El grupo de edificios que se ve al otro lado de la calle son las termas de Escolástica, las mayores de Efeso. Estas fueron generosamente reconstruidas en el siglo iv d.C. por una mujer cristiana llamada Escolástica. Las termas se encuentran detrás del edificio más bello de Efeso, el pequeño templo de Adriano, de orden corintio, cuyo pronaos reconstruido se abre directamente al Émbolos. La fachada del templo consiste en dos pares de columnas que enmarcan la entrada arqueada al pronaos. El arquitrabe está decorado con un interesante relieve en el cual la figura central, que forma la clave del arco, es un busto de Tike, la diosa de la fortuna y protectora de la ciudad. Este es uno de los ejemplos más antiguos de arco soportado por columnas, y no por machones, una mezcla de formas arquitectónicas griegas y romanas que desemboca directamente en la arquitectura románica. La inscripción que se ve sobre el arquitrabe revela que el templo fue construido por un efesio llamado P.Quintilio en honor del emperador Adriano.

 El templo de Adriano.restaurado durante el siglo iv d.C., y le fue añadido un relieve figurativo en la parte superior de las paredes del pronaos, junto con la luneta opuesta a la entrada, que representa a una joven desnuda que surge de una voluta foliada. Las figuras del relieve, copias de los originales del Museo Arqueológico de Selcuk, también datan del siglo iv d.C., y fueron tomadas posiblemente de algún otro edificio de Éfeso. Las escenas del relieve describen el mito de la fundación de la ciudad por el príncipe Androclo, hijo del rey Codros de Atenas.En las laderas del monte Coressos, frente al templo de Adriano, se hallan las últimas excavaciones realizadas en Éfeso. En ellas se ha desenterrado un barrio residencial de la ciudad romana tardía. Sus habitantes debieron ser muy prósperos; las casas más suntuosas están formadas por multitud de habitaciones construidas alrededor del un patio peristilo; algunas de las villas conservan los suelos de mármol y mosaico, y grandes áreas de los muros están decoradas con frescos. Poco más allá del templo de Adriano, una calle lateral a la izquierda conduce desde el Émbolos a laentrada superior del teatro.

 Después de esta intersección se puede ver el ninfeo de Trajano, recientemente restaurado. Una inscripción declara que la fuente fue construida en 102-104 d.C. por T. Claudio Aristion, que la dedicó al emperador Trajano (98-117 d.C.). La fuente contenía una estatua monumental de Trajano, rodeada de estatuas de otros emperadores, dioses y héroes.El Émbolos continúa ascendiendo ladera arriba hasta la puerta de Hércules, que señalaba el fin de la avenida para vehículos; el resto del recorrido era sólo para peatones. La puerta recibe su nombre de las dos figuras en relieve que decoran la cara occidental de sus pilares, que representan a Hércules vistiendo la piel del león de Nemea, muerto por el héroe en uno de sus doce trabajos.

Estos pilares datan del siglo II d.C.; originalmente estaban en algún otro lugar de la ciudad, y fueron erigidos aquí en el siglo iv ó v de nuestra era. En el extremo superior de la calle de Cúretes, al lado izquierdo, se conservan los restos de dos monumentos menores adornados con interesantes relieves. El primero de ellos es una fuente semicircular, el Hidreion, y el segundo es un arco de triunfo conocido como monumento a Memmio. El último ha sido identificado como un monumento funerario dedicado a Cayo Memmio, cuyo abuelo, el general romano Sila, arrebató Éfeso en el año 86 a.C. a los ejércitos de Mitrídates del Ponto.Directamente encima de estos monumentos aparece la esquina noroeste del agora del estado, desde la cual se ramifican diferentes calles a lo largo de los lados oeste y norte de la plaza. Siguiendo la acera izquierda de la calle hacia el oeste, se ve a poca distancia un llamativo monumento enmarcado en un arco romano reconstruido. Se trata de la fuente de Pollio, erigida durante el reinado de Augusto por C. Sextilio Pollio, que construyó en la misma época un acueducto. A continuación de la fuente de Pollio, en el lado opuesto de la calle, se encuentra la esquina noreste , del gran témenos del templo de Domicíano.

Apenas queda nada del templo, que era relativamente pequeño en comparación con la colosal efigie del emperador. Cuando este fue asesinado en el año 96 d.C, la estatua fue derribada por la muchedumbre. Todavía quedan fragmentos de la misma en el lugar. La cabeza y el brazo gigantescos están expuestos en el Museo de ízmir. La terraza que soportaba el templo poseía una fachada muy elaborada, de la cual han sido reconstruidos recientemente dos machones y el entablamento, junto con un par de columnas decoradas con relieves que representan a figuras togadas. En el extremo oriental del recinto del templo hay un pasaje abovedado llamado galería de las Inscripciones; en esta se exponen algunas de las más de 2.000 inscripciones descubiertas en Éfeso, las más antiguas de las cuales se remontan al siglo vil a.C. La calle que corre a lo largo del lado norte del agora del estado recibía el nombre de Clivus Sacer, o

Vía Sagrada, por la procesión que la recorría durante la festividad anual de Artemisa. La calle también era considerada sagrada porque conducía al templo de Hestia Boulea, diosa de la tierra; este se encontraba dentro del pritaneo, o sede de los magistrados, cuyas ruinas se hallan a la izquierda de la Clivus Sacer, cerca de su comienzo. El altar de Hestia está en una pequeña sala, detrás del salón principal del pritaneo, y contenía la llama sagrada de la tribu jonia, originalmente conservada en el altar de esta diosa en Atenas, y que se mantuvo encendida mientras su culto estuvo vivo en Éfeso.A continuación del pritaneo se ven las ruinas de alguñas casas protobizantinas que cubren el emplazamiento original de un pequeño templo romano. Fue construido en el año 27 a.C. por Augusto, que lo dedicó a la ciudad de Roma y a Julio César, su padre adoptivo. Detrás del templo, en el mismo lado de la calle, se alza un odeum con capacidad para 400 personas; aparentemente hacía las veces de bouleuterion, o consejo de la ciudad, aunque puede haber sido utilizado como teatro para interpretaciones musicales y ceremonias. El lado de la calle opuesto al bouleuterion estaba formado por una stoa, que se extendía a lo largo del lado norte del agora del estado. La sección central de esta stoa es de forma basilical; y sus naves laterales están definidas por columnas con capiteles dóricos y jónicos alternados. Las columnas jónicas pertenecen a IE construcción original, de época de Augusto, mientras que las corintias fueron añadidas posteriormente, en la era imperial. La basílica se usaba probablemente para juicios y otros asuntos municipales.

Frente al bouleuterion están las ruinas de una fuente monumental construida en el siglo u d.C. y restaurada dos siglos después. Esta fuente y los grandes, baños particulares del lado noreste del agora recibían el agua del acueducto de Mamas, construido durante la década 4-14 d.C. Todavía puede verse una impresionante sección de este acueducto cruzando un valle 5 km al este de Efeso, en la carretera de Aydín. Tras pasar el agora del estado, aparece la puerta de Magnesia así llamada porque conducía a la carretera de Magnesia ad Sipylum. Junto a la puerta, a su izquierda, están los restos del gimnasio del este, cuyos baños usaban los que volvían a Efeso de sus viajes por Asia Menor. Si el viajero va a volver a Selq:uk, puede visitar el Museo Arqueológico, donde se encuentran las dos estatuas de la Artemisa efesia. Una de ellas, la que lleva en la cabeza un tocado en forma de torre, data del reinado de Domiciano; la segunda, que muestra a Artemisa flanqueada por las figuras descabezadas de dos pequeños cervatillos, símbolo de su condición de diosa de los animales, ha sido fechada en el reinado de Adriano. Ambas estatuas están adornadas con símbolos de fertilidad. Fueron descubiertas bajo el suelo del pritaneo, donde fueron enterradas por los sacerdotes de Artemisa para evitar su destrucción, bien en 392 d.C., cuando Teodosio I publicó su edicto condenando el paganismo, o en 401, cuando las muchedumbres cristianas demolieron el Artemisium.






Página Anterior Página Anterior (1/2)


Copyright © por turquia Derechos Reservados.

Publicado en: 2007-03-17 (5857 Lecturas)

[ Volver Atrás ]
Content ©
Web sitemiz PHP-Nuke (© 2003 by Francisco Burzi) kodlarina sahiptir. PHP-Nuke GNU/GPL lisansi altinda dagitilan ücretsiz yazilimdir.